Cabo de la Vela y Punta Gallinas – un acople de mar y desierto

El Cabo de la Vela se ubica en la Guajira, Colombia; es un terreno desértico habitado en su mayoría por el pueblo indígena Wayú, donde te será fácil conocer su cultura y observar hermosos paisajes compuestos de mar y arena desértica.

En el cabo de la vela encontrarás lugares para acampar, hospedarte en rancherías con hamacas o habitaciones cercanas. Una buena opción para vivir la experiencia con más sentido, es hospedarse en las rancherías y cambiar la rutina de tu habitación; por una hamaca tejida a mano.

A la hora de realizar el habitual recorrido del lugar, lo ideal es contratar un guía local para que te dirija a conocer La Playa Arcoíris, un lugar para encontrar todos los tonos de azul que puedas imaginar; El Pilón de Azúcar, una montaña ubicada en la playa a la cual puedes acceder caminando y donde al llegar a la cima obtendrás un paisaje extraordinario y por último La Playa del Ojo de Agua, una playa con aguas de hermosos y profundos azules. Tres puntos clave para visitar una vez te encuentres en el Cabo de la Vela.

A no más de cuatro horas del Cabo nos encontramos con Punta gallinas, un lugar de imponentes dunas, mesetas y acantilados rocosos, su clima se asemeja a un verano eterno y en las noches se observa un techo lleno de estrellas, el alojamiento allí solo es en hamacas y podrás convivir durante tu estadía con la comunidad indígena que lo habita.

Un lugar único para visitar en Punta, es el faro que con 18 metros de altura y un punto en específico para fotografiar, nos dejará un bonito recuerdo en nuestro álbum de este hermoso lugar; igualmente podrás ir a Bahía Hondita una laguna con silenciosas aguas, en la cual la meditación y el encuentro del ser juegan un papel importante en tu visita por este mágico terreno.

Ahora viajaremos a las imponentes arenas de Las Dunas de Taroa, las cuales con hasta 60 metros de altura se convierten en una importante parada a la hora de visitar Punta Gallinas. Aunque las atracciones son pocas tu visita por este lugar te llenará de experiencias mágicas llenas de silenciosos momentos especiales para la meditación, un paraíso casi virgen imperdible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *